2 de junio de 2018

Jugamos a: GUILDS!


¡Buenas tardes queridos socios y amigos de El Dirigible!

Hace un par de semanas nuestros amigos de Zacatrus nos cedieron el juego de mesa Guilds, de Giochi Uniti y como lo prometido es deuda aquí está nuestra humilde reseña (¡mejor tarde que nunca!)

Para empezar, ¿qué es Guilds? Se trata de un juego de subastas, colección de sets y colocación de losetas en el que los jugadores encarnas a líderes de gremios que, mediante la afiliación de personajes importantes (y muy dispares; la asesina, el mendigo, la tabernera...) a su gremio y la construcción de una magnífica sede, tratan de ganarse el favor del Rey.


La partida se divide en dos fases; la de subasta (donde conseguirás personajes para tu gremio) y la de construcción:

En la fase de subastas se ofertan un número de personajes según el número de jugadores en la partida, que se turnan para pujar por los personajes que más les interesen. El sistema de subastas es algo peculiar y le da personalidad al juego: mientras haya al menos dos personajes a subasta, debes pujar sobre dos personajes, ni más ni menos, y las pujas deben ser suficientes para colocarte vencedor en ambas.

Las otras dos opciones del turno son pasar si no tienes dinero o no quieres hacer una puja, o reclamar si cuando es tu turno hay algún personaje donde tengas la puja ganadora y así llevarte la carta a tu gremio pagando el coste. Ten en cuenta que esta acción libera el dinero apostado de los demás jugadores, que pueden reinvertirlo en otra puja en su turno. Los personajes reclutados pueden otorgarte dinero para futuros turnos, habilidades para entorpecer a tus adversarios o puntos de victoria al final de la partida.


En la segunda fase, la de construcción, podemos cambiar a monedas de oro el dinero sobrante de la fase anterior, a razón de una moneda de oro por cada cinco de plata. Este cambio es muy importante, ya que la plata solo sirve para los personajes y el oro para las habitaciones de la sede del gremio, y solo el oro puede guardarse de un turno a otro. Esto añade un nivel más de gestión y estrategia respecto al dinero y al espacio del que disponemos para construir y la elección de las habitaciones que van de acuerdo con los personajes que vamos consiguiendo.

Hasta aquí la parte técnica de la reseña, veamos ahora que opinan los jugadores que han probado Guilds:

Nuestro querido P.V. de melena envidiable nos comenta:
"En resumen los aspectos más positivos a destacar son: una profundidad táctica de gestión a varios niveles (dinero, personajes, habitaciones...) sin dejar de ser accesible a nuevos jugadores y en partidas de solo una hora u hora y media, con un giro original al sistema de subastas que da al juego personalidad y lo hace destacar. La aleatoriedad del mazo y habitaciones hace que las partidas no sean siempre iguales, lo que aumenta su rejugabilidad. Si tuviera que sacar algún aspecto negativo, opino que hay algún personaje que por sí solo o en combinación con algún otro, tiene una utilidad o valor muy superior al resto y obliga cuando aparece a abandonar cualquier estrategia que tuvieras previamente para conseguirlo para ti o para negárselo a tus contrincantes."


Por su parte el joven M.P. destaca:
"Guilds me ha parecido un juego entretenido, flexible y estratégico, con un número casi ilimitado de distintas combinaciones tanto de personajes como de salas. Por mucho que juegues el hecho de no saber que personajes van a llegar a ser subastados en la plaza o qué salas podrás adquirir o desechar hace que se diferencie de otros juegos de recursos en los que una vez has jugado una y otra vez terminas siguiendo una estrategia parecida en cada partida. Este es en mi opinión el punto fuerte de Guilds, aunque no el único. Sin embargo hay ciertos detalles en su jugabilidad que afectan al desarrollo de las partidas. Por ejemplo, cuando los jugadores tienen un cierto número de monedas de plata, pujar en la plaza se hace bastante engorroso, ya que hay que calcular cuando vas a poner en una puja y también las pujas de los oponentes. Añadiendo monedas de mayor valor, pero sin que dejen de ser platas (por ejemplo una moneda de cinco platas) aligeraría mucho los turnos de puja."

Eso ha sido todo por hoy, esperamos que disfrutéis de la reseña, del juego y sobre todo recordad...

 ¡ESTO HAY QUE JUGARLO! 

No hay comentarios: