5 de febrero de 2018

Reseña "Vengadores Costa Oeste nº11: Vientos Oscuros"

Vengadores Costa Oeste nº11: Vientos Oscuros

Mentiras y falsos culpables
Truena en la calle Greenwich Village de Londres [el Doctor Extraño se mudó de Nueva York a Londres tras los eventos acaecidos en Vengadores Costa Oeste nº9 Dangerous Show Business] cuando el Hechicero Supremo abre la puerta a un abatido Kristoff  que se quita la máscara de metal y pide ayuda al doctor puesto que ha perdido completamente su memoria y se sabe atrapado en un cuerpo que no es el suyo [como se vio en la última viñeta de Vengadores Costa Oeste nº 10 El combate de los héroes]. El buen doctor conoce perfectamente la identidad que se oculta en el cuerpo de Kristoff von Doom. Cuatro Fantásticos. Pero el maestro místico también sabe que devolver la memoria al atormentado Doom podría traer consecuencias funestas quizás para el propio universo dado que cuando Muerte se sacrificó explotando el cubo cósmico en el mismo momento del Big Bang antes de que el poder desatado del cubo cósmico arrasara el sistema solar y quizás el universo [la primera vez que Doom salvó el universo, como se vio en Vengadores Costa Oeste nº5 El día del fin del mundo] su propia esencia se fundió con los restos del cubo cósmico.
Eso podría hacer que Doom accediera al tremendo poder del cubo. O quizás incluso su subconsciente. Ambas posibilidades parecen igualmente peligrosas para el Doctor, que ofrece a Muerte una serie de sesiones terapéuticas antes de revelarle su verdadera identidad. Von Doom no recibe la noticia con agrado pero no tiene más remedio que colaborar con Extraño siguiendo sus condiciones. Por el momento. La primera sesión va a dar inicio casi inmediatamente. Extraño convoca la Piedra Filosofal, guardada bajo sellos mágicos en una de las habitaciones de su santa sanctorum. Al hacerlo le parece que debería haber estado en otra posición, pero no le da mayor importancia. Sin  embargo, la tiene. Sin poder evitarlo, su espíritu se ve atrapado en las espirales que recorren la negra piedra, siendo completamente anulado. Von Doom reacciona con curiosidad y pronto con preocupación, pues entiende que algo fuera de lo normal está sucediendo y que el Hechicero Supremo ha sido víctima de algún conjuro.

No es otro que Victor von Doom, miembro fundador de los Vengadores Costa Oeste [como se vio en Vengadores Costa Oeste nº1 Origen] y mecenas de los Hércules ha comenzado ya el rodaje de la primera película de la trilogía que lleva su nombre. La película se titula Hércules contra el imperio romano y el Vengador se dispone a interpretar la escena final, su lucha épica contra Nerón (encarnado por La Roca) sobre la Torre de Pisa mientras a sus pies Roma arde. Por supuesto la torre es una reproducción de apenas unos tres metros, y tras ella hay una pantalla en verde para superponer los efectos de una Roma en llamas. Hércules se traba varias veces en su diálogo, hasta que propone al director recortar sus partes dialogadas, algo que él acepta con entusiasmo. Mientras preparan el set para la nueva versión, Hulka entra en el rodaje con un sobre en las manos y extremadamente disgustada. Hércules se acerca a ella e intenta calmarla, pero ella le arroja el sobre a la cara. El Vengador puede ver el remitente: no es otro que el Doctor Faustus desde la prisión de la Bóveda. Al parecer como última venganza por haberlo apresado [como se vio en Vengadores Costa Oeste nº 9 Heroes for Hire] ha enviado un dossier psicológico completo sobre el héroe olímpico a Hulka, recalcando las posibilidades de abandonarla por una ninfa y su gusto por el sexo extramatrimonial. Hércules intenta calmar a Hulka, pero no lo logra, y la Vengadora abandona el set embarazada ya de seis meses.


La Gata Negra cena con el príncipe de Wanania en un restaurante de lujo del país africano. Allí el heredero de la corona le expresa sus temores por su vida como superheroina y le pide que la deje. Ella se niega y él comienza a valorar entonces convertirse él mismo en superhéroe para protegerla. También le pregunta si dejaría su vida de superheroina si tuvieran hijos. A la Gata Negra no se le escapa el pequeño bulto que tiene en el pantalón, y que parece ser la cajita de un anillo de compromiso. Nervioso, quizás por ser la noche que ha pensado para proponerse, el príncipe se va al baño. Es entonces cuando la antigua ladrona de joyas recibe la llamada de Spiderman, que tras verla luchar en el combate de los héroes [como se vio en Vengadores Costa Oeste nº 10 El combate de los héroes] quiere retomar el contacto con ella. Ella concierta una cita con él. Pero algo ha cambiado en el clima emocional del momento porque el príncipe no acaba de proponerse. Y en la cita que la Gata Negra tiene días después con Spiderman, aprovecha para humillarlo y tomarse cumplida venganza por haberla dejado [como se vio en la colección regular de Amazing Spiderman].


Longshot está pasando el día en el hospital en el ala de niños enfermos de cáncer terminal haciendo una serie de juegos para entretenerlos cuando la puerta cede y la policía lo apunta con varias armas. Nerviosos ante cualquier muestra de poder mutante descontrolado, los agentes le ordenan que se deje esposar mientras le informan de que ha sido acusado del asesinato de Apagón. El Vengador se deja apresar, aunque ninguna esposa es capaz de cerrarse sobre sus muñecas, al parecer todas están casualmente estropeadas.

En Otromundo

Doom no duda en actuar, y con su habitual parafernalia tecnológica logra despertar del trance al menos al subconsciente de Extraño, que emerge en su forma astral para sorpresa del latveriano. 
Con ayuda del Ojo de Agamotto, el Doctor intenta desentrañar el misterio del hechizo que le han preparado a modo de trampa, pero es incapaz de averiguar la identidad del atacante. Debe ser alguien de gran poder. El objetivo parece claro: incapacitarlo, aunque sin matarlo. Es entonces que el Hechicero Supremo recibe una llamada astral que parece invitarlo tanto a él como a Doom. Una voz de mujer, de terrible poder pero de intenciones bondadosas parece convocarlo a una reunión en una dimensión paralela para discutir asuntos de la más grave importancia. Allí se encaminan los dos Vengadores atravesando una simple puerta. En un rápido vistazo apenas sin interés por el santa sanctorum de Extraño antes de partir hacia Otromundo, Doom posa sus ojos en un libro milenario que el Hechicero obtuvo de la casa de Diablo [como se vio en Vengadores Costa Oeste nº10, El Combate de los Héroes]. El título de ese libro, no es otro que Prima Lux [el libro que comenzó la saga Majestic, como sabrán los lectores de Los Cuatro Fantásticos]. Ignorante de su importancia, Doom aparta la mirada del libro y atraviesa el umbral mágico para encontrarse con Lady Roma.

Entretanto, Longshot se reúne en un sala de interrogatorios con sus amigos Vengadores, que han ido a interesarse por su caso y a solicitar la libertad condicional para el afortunado ex-youtuber. Todos están de acuerdo en que la mejor forma de salvar de la cárcel a Longshot radica en encontrar al verdadero culpable. ¿Quién podría querer muerto a Apagón y por qué han inculpado a Longshot? Un observador lejano de la escena lo ha identificado como el agresor y se han encontrado restos de ADN que  coinciden parcialmente con él. Los Vengadores creen que se trata de algún tipo de clon con un añadido mutante. En todo caso, vuelan hacia la granja de la familia de Apagón donde tuvo lugar el asesinato. Ahí Longshot tocando varios objetos, logra plasmar en imágenes la escena. Vagamente se aprecia la figura de un hombre de cuatro dedos, que efectivamente se parece mucho al afortunado Vengador. Sin embargo la imagen no es todo lo nítida que debería ser, al parecer existe alguna influencia de tipo mágico que enmascara la identidad del asesino. Se ve con claridad, eso sí, que la figura de cuatro dedos y cabellera rubia decapita al antiguo Señor del Mal [Apagón era uno de los integrantes de los Señores del Mal, como se vio en Vengadores Costa Oeste nº10, El Combate de los Héroes].

Doom y Extraño tienen otras cosas de las que preocuparse. Antes de partir a Otromundo, el Hechicero Supremo ha enviado un mensaje telepático al resto del grupo explicándoles su situación. En Otromundo, una majestuosa Lady Roma se presenta como vigilante del omniverso [como bien saben los lectores de Majestic Four]. Explica a los Vengadores el peligro que supone Dormammu para su dimensión y ofrece tres posibles alternativas al Hechicero Supremo y su oscuro acompañante. La primera y más peligrosa de todas, es enfrentar a Dormammu en su propia dimensión, derrotarlo y hacerlo desaparecer. La segunda, matar a todos los hombres y mujeres con superpoderes capaces de poner en contacto la dimensión de los Vengadores con la Dimensión Oscura, y que por tanto pueden servir de portal a Dormammú [como se vio en Vengadores Costa Oeste nº9 Heroes for Sale]. La tercera es utilizar el grimorio de Diablo, el Prima Lux [grimorio que también en Majestic Four había pertenecido al Diablo de ese universo] para proteger parte del planeta del dominio de Dormammu, generando un foco de luz impenetrable que debería tener como epicentro a Latveria. La hija de Merlín se excusa puesto que debe atender a otro invitado en la habitación anexa y deja a los dos Vengadores en su cavilación. La decisión es difícil de tomar. Pero también es un tema de importancia la identidad de Doom, que esa mujer parecía conocer también. Frustrado, Doom observa la multitud de imágenes romboides que fluyen en una ventana como gotas de lluvia y que al parecer guardan relación con las identidades de las personas que observan a través de su cristal. Así ve a una mujer de belleza sin par de la que se da cuenta, está enamorado. Se trata de Susan Storm, líder de los Cuatro Fantásticos.

Sangre en el Tíbet

Tras su viaje a Otromundo, los Vengadores se reencuentran. Lo hacen en el Tíbet, a las puertas del templo de Sangri-La donde Gata Negra y Doctor Extraño convencieron al héroe conocido como Capa para que se retirara y dejara de poner en riesgo al mundo cada vez que activara su poder de energía oscura [como se vio en Vengadores Costa Oeste nº9 Heroes for Sale]. Extraño ha recibido una señal de alarma que sembró en Capa para que le alertara si utilizaba sus poderes y por eso los Vengadores están ahora en las puertas del antiguo templo tibetano. Antes de entrar, para prevenir una posible trampa, Doom activa sus escáneres y comprueba que Capa está muerto y el resto de los lamas están moviéndose pero en posiciones aleatorias y sin ningún rumbo coherente. Entiende que alguien ha entrado en el templo antes que ellos. Para identificarlo, conecta con un satélite y comienza a descargar las imágenes. Entretanto, los otros Vengadores entran en el templo. Capa está destrozado en el suelo y en la gran sala capitular, decenas de lamas cegados mágicamente. Extraño les devuelve la vista pero ellos se apartan de él identificándolo como el hombre que los cegó y luego asesinó a Capa. Además de todo ello, en uno de los antiguos muros alguien ha escrito con la sangre de Capa “Extraño, eres culpable”.

Longshot se decide a revivir la escena tocando las piedras del lugar y revelar lo que han visto. Entra entonces Doom, que ya conoce las identidades de los atacantes. Se trata de cinco figuras, dos de ellas armadas con espadas. Una de ellas parece el propio Extraño. Las imágenes que rescata del pasado Longshot revelan la escena de forma mucho más vívida. Se trata de un hombre con máscara y un traje muy similar a Extraño, que, para más asombro, posee el Ojo de Agamotto. Un hombre de cabellos rubios y cuatro dedos portando una espada de doble filo, una especie de orco mutante verde con un machete de gran porte, una joven con el traje del Capitán Britania y otra mujer de capa verde y brazaletes tecnificados que recuerda vagamente a Doom.

De tal palo tal astilla

Los héroes se retiran al palacio de Kristoff en Latveria para reflexionar sobre lo visto en el Tíbet y lo escuchado en Otromundo. Han deducido que esas figuras asesinas no son otras que los Eurovengers del futuro, de hecho, los hijos de los actuales miembros. El hombre que parecía ser Extraño, seguramente será la versión mayor del propio Stephen Extraño. Deben venir del futuro con la idea de asesinar a todos los conectados con Dormammu para impedir su venida. ¿Deberían dejar los Vengadores que los Eurovenger asesinaran a sus objetivos? Después de una discusión, los héroes llegan al convencimiento de que no pueden hacer otra cosa que impedir esos asesinatos e intentar convencer a los Eurovengers del futuro de que se unan a ellos contra Dormammu. Y saben exactamente cuáles son sus víctimas. De forma que se dividen. La Gata Negra y Doom irán a Rusia a entrevistarse con los Supersoldados Soviéticos, para los cuales trabaja Estrella Oscura. El resto, visitará a Mortaja en los muelles de San Francisco.

Al llegar a Rusia, los dos Vengadores descubren que los Supersoldados han dejado la base y que estaban viendo una noticia que ha dado la vuelta al mundo, grabada y reproducida en bucle en uno de los monitores: el asesinato de Capa en el templo nepalí y los lamas culpando al Doctor Extraño (además de reproducir el mensaje escrito en sangre “Extraño,  eres culpable”). El corte televisivo no incluye la parte donde los lamas explican que se trata de un Doctor Extraño venido del futuro. Doom y la Gata Negra entienden lo que ha sucedido.

Los Supersoldados Soviéticos han tomado la noticia como cierta y han supuesto que los Eurovengers estaban acabando con todos los superseres con poderes relacionados con la energía oscura, como la propia Estrella Oscura. Al parecer se han ido a reunir con el otro superhéroe con esos poderes, Mortaja, sin duda sabedores de que los Eurovengeres iban a buscarlo para ejecutarlo... De modo que el resto del grupo está a punto de sufrir una emboscada.

Contra los Supersoldados

El encuentro se ha acordado en un oscuro muelle de San Francisco semi abandonado a esas horas de la tarde. Allí espera paciente Mortaja a los héroes, que acuden sin saber que los Supersoldados Soviéticos acechan pacientes para acabar con todos ellos. El primero en dar un paso hacia adelante es el Doctor Extraño, que con sus dotes de convicción habituales, logra sembrar la duda en la mente de Mortaja y hacerle entender que no son una amenaza. Es demasiado tarde sin embargo para evitar el combate con los Supersoldados, que surgen de todos los rincones contra los héroes. Osa Mayor, el sargento ruso capaz de metamorfosearse en oso siberiano se abalanza sobre Longshot, que apenas logra evitar una muerte segura pero a costa de ser herido. Dínamo Carmesí, enemigo habitual de Iron Man, lanza varios misiles a Hércules, que deja que le impacten mientras avanza contra la tecnoarmadura y le asesta un terrible golpe que la aleja momentáneamente del combate. Extraño se concentra en Estrella Oscura, la que con sus poderes es capaz de convocar sin pretenderlo al mismo Dormammu. Al poco Doom y la Gata Negra aparecen en escena, convocados por la magia de Extraño, uniéndose a la refriega. La Gata se enfrenta exitosamente al Supersoldado Soviético, un remedo del Capitán América. El combate se inclina inevitablemente hacia el lado de los Eurovengers. Estrella Oscura ha caído ya, y Doom se lanza sobre un sorprendido Mortaja y lo deja inconsciente con una descarga eléctrica. Pero en ese momento un rayo cae del cielo acabando con la lucha y dejando fuera de combate a los ya exhaustos Supersoldados. Se trata de los Eurovengers de 2047, los hijos de los actuales, comandados por un implacable Doctor Extraño.

Los héroes intentan razonar con ellos pero se demuestra imposible. Guiados por un fanático Doctor Extraño, los Eurovengers del futuro arremeten contra los héroes. Algunos tienen cuentas pendientes que ajustar... Skaar salta hacia su padre, Hércules, armado con una gran espada de dos manos forjada por el mismísimo Hefestos. Invoca su rabia gamma y comienza a golpear a su padre, acusándolo de haberlos abandonado a él y a su madre por una ninfa. Hércules contraataca, pero contiene sus golpes. La Gata Negra se enfrenta a la Capitana Britania, una joven hija del actual líder de los Eurovengers [como se vio en Vengadores Costa Oeste nº 9, Heroes for hire], que invoca la espada Excalibur y atravesándola con ella, le abre todas sus pasadas heridas. Longshot, herido ya el sargento ruso, se va a enfrentar a su hijo, Estrella Rota. Pero éste no desea derrotar a su padre, al que admira como guerrero. Saltando y haciendo todo tipo de acrobacias, uno simula atacarlo con la espada y el otro lanzarle cuchillas que nunca dan en el blanco, mientras inician una batalla dialéctica para convencer al contrario de que su posición es la errónea. Doom se enfrenta a su propia hija sin saberlo, a Victoria von Doom, que lo va arrinconando. El latveriano intenta incorporar un virus a la armadura de su hija pero ella se ríe cruelmente mientras lo desactiva con extrema facilidad y le dispara con un rayo ucrónico que lo deja inerme en el suelo. Los dos Doctores, levitando unos metros sobre el suelo, miden sus habilidades mágicas en un combate mortal.

El Extraño del presente sabe que sus conocimientos arcanos no van a poder competir con los de su versión futura, pero entonces se le ocurre atacarle físicamente utilizando para ayudarse la invocación de una cadena mágica. El truco funciona y logra evitar que el anciano Extraño logre lanzar un hechizo de bendición en masa a su grupo de héroes. Poco a poco, en una danza de kung fu sobre el aire, el joven derrota al viejo para perplejidad de todos. Hércules va cediendo ante el empuje de su hijo. La Gata se zafa de la Capitana Britania y acude a ayudar a Doom armada con su espada bláster, que atraviesa las defensas de Victoria von Doom, pero es éste el que metiendo la mano en la hendidura de la armadura lanza una descarga eléctrica que la deja inconsciente. El combate parece igualado, cuando Longshot termina de convencer a su hijo y éste detiene la lucha.

El portal oscuro se abre

Los dos grupos de Eurovengers se hospedan en el castillo Doom de Domstat, en Latveria. Allí Doom con la forma de Kristoff convenció al eurodiputado Martinsen para que subvencionara una sala de entrenamiento para los Eurovengers [como se vio en Vengadores Costa Oeste nº 9, Heroes for hire]. Allí las dos generaciones de Eurovengers conversan y deciden el curso de actuación a tomar. Doom encierra a Estrella Oscura y a Mortaja en unas cápsulas de animación suspendida con la compañía de una Victoria von Doom que cada vez se le hace más parecida a Susan Storm, y de Guardián Rojo, el líder de los Supersoldados Soviéticos, al que tiene que convencer de que esas cápsulas realmente las utiliza para curar de su enfermedad a los dos mutantes. Pronto los héroes se preguntan por qué el castillo Doom se ha construido en el valle en lugar de en algún promontorio cercano. Extraño detecta que en el pasado, la mayor parte de las líneas leigh del planeta confluían precisamente sobre Domstat. De ahí la necesidad de utilizar el Prima Lux en esa ciudad, como les advirtió Lady Roma. Investigando un poco llegan a la conclusión de que bajo el castillo y parte de la ciudad, están las ruinas de la antigua capital del reino olvidado de Acheron, cuya caída auspició el comienzo de la llamada era Hiboria, hace más de doce mil años [como se vio en Majestic Four].

Esa tarde amenaza tormenta, y Doom pasea por las calles de Domstat hasta toparse con una gran estatua de Victor von Doom. La imagen parece evocarle algo, pero no recuerda qué. También recuerda el rostro de un hombre que aparecía recurrentemente en la ventana mágica de Otromundo y que parecía estar íntimamente ligado a él. Se trata del rostro de Reed Richards. Al caer la noche, Hércules baja al subsótano donde descansan Estrella Oscura y Mortaja mientras el resto de los dos grupos de Eurovengers discuten sobre el curso de acción a seguir. Allí, descubre que la supersoldado soviética está  siendo víctima de pequeña descargas eléctricas. Alguien colocó en su cuello un pequeño dispositivo destinado a no dejarla reposar en animación suspendida y activar su poder. El héroe olímpico intenta romper la cápsula para arrancárselo, pero entonces Estrella Oscura semi-inconsciente activa su poder como defensa automática y se crea un portal de energía oscura que no desaparece ni cuando ella se acaba desvaneciendo en los brazos de Hércules. El portal crece lentamente. Cuando todos los héroes bajan a la escena, el acuerdo es unánime. Entrarán y se enfrentarán a Dormammu antes de que acabe por entrar en su dimensión. Tan solo el Doctor Extraño del futuro se quedará en el castillo Doom para controlar el avance del portal oscuro. El joven Extraño portará el Prima Lux, destinado a acabar con el señor de la Dimensión Oscura.

La virrey oscura

Los héroes atraviesan el umbral mágico y aparecen en la desolada Dimensión Oscura, que a pesar de todo no está desprovista de vida. Una ciudad cercana amurallada muestra que existen habitantes. Los Eurovengers se despliegan y comienzan a invocar la presencia de Dormammu a la par que los habitantes de la ciudad comienzan a salir curiosos. Parecen totalmente dominados por la oscuridad, desprovistos de alegría o libre albedrío. Aún y todo, los habitantes parecen tener un especial respeto por uno de ellos, una mujer joven de cabellos blancos ataviada como una especie de princesa o suma sacerdotisa. En ese momento, los héroes caen en la cuenta de que falta uno de ellos. Victoria von Doom no ha atravesado el portal todavía. Con la mirada expectante, todos miran hacia el portal y de allí emerge la hija de Doom y Susan Storm. A su espalda, el portal vuelve a crecer poco a poco. Los héroes deducen que Victoria los ha traicionado y ha atacado a Extraño por sorpresa y lo ha dejado fuera de combate. Ella corrobora sus sospechas a la vez que Dormammu hace su aparición. Victoria von Doom explica que el error de su padre fue pensar que podría contener el poder casi infinito del cubo cósmico [como se vio en Vengadores Costa Oeste nº4, El día del fin del mundo]. Lo sensato es saber doblegarse ante un poder superior para poder sobrevivir, así ella ha traicionado a la humanidad para ser la visir oscura de Dormammu.

¡Y comienza el combate! Doom se encarga de Victoria von Doom, ayudado por el Doctor Extraño. El resto intenta doblegar a Dormammu, que con cada golpe está a punto de acabar con todos. Victoria von Doom, muy dañada por su anterior combate con su padre y la Gata  Negra, intenta la maniobra de su padre de cambiar de cuerpo [como se vio por ejemplo en Vengadores Costa Oeste nº ], intentando apoderarse del de Extraño, que sostiene entre sus manos el Prima Lux. Pero el Hechicero Supremo recurre a toda su voluntad para sobreponerse y logra resistir. Ya herida y fatigada, es presa fácil para Doom, que acaba con ella sin saber que es su hija.
La lucha contra Dormammu es enconada, pero los héroes logran imponerse finalmente [tras tres turnos agónicos] y el Señor de la Dimensión Oscura cae incrédulo ante el gran golpe final de Hércules. Sin embargo, para eliminar toda traza de Dormammu, es necesario activar el Prima Lux, y eso requiere el sacrificio voluntario de un héroe [algo similar se vio en Majestic Four]. El Doctor Extraño está a punto de ofrecerse, también Longshot, muy afectado por la conversación que mantuvo con su hijo donde éste le confesó que lo había tenido que matar en el futuro, puesto que se convertía en un ser malvado. No en vano participó en la rebelión contra Dios y Luzbel lo llamaba “hermano”. Pero es finalmente la Capitana Britania la que se sacrifica voluntariamente. Antes de su muerte, clava Excalibur en una roca.
Extraño activa el hechizo y una potente luz se proyecta como un rayo hacia el cielo y lo va iluminando todo a su paso eliminando todos los restos de Dormammu y sacando de su trance a todos los habitantes  originarios de la Dimensión Oscura, que muestran su agradecimiento a los héroes. La joven de cabellos blancos se presenta como Clea, la Hechicera Suprema de esa dimensión. Antes de partir de vuelta a su dimensión, varios Vengadores intentan arrancar la espada de la roca. La Gata Negra no puede hacerlo, pero Longshot sí. Con ayuda de Clea, Extraño logra cerrar el portal, uno a cada lado de su dimensión. Antes de que se cierre el portal, Stephen Extraño invita a la joven a mantener el contacto y quizás disfrutar ocasionalmente de algún café...

Días más tarde, Doom, que ha visto cómo su rostro quedaba desfigurado por la terrible batalla contra Dormammu, se quita el vendaje de la operación a la que se ha sometido por parte de sus cirujanos de elite [Doom controla varios hospitales, como se vio en Vengadores Costa Oeste nº ]. Los cirujanos han seguido fielmente sus instrucciones y le han operado el rostro para asemejarse a uno de los que le han perseguido en la memoria desde varias noches. Su rostro ahora es el de Reed Richards. Un rostro que nadie recuerda porque nunca ha existido. ¿O sí?

No hay comentarios: